visitas

contador de visitas

jueves, 11 de octubre de 2012

Razones por las que reducir o eliminar la ingesta de Lácteos



    Recorren por toda la red escritos acerca de los perjudiciales que son los productos lácteos, en mi modesta opinión son escritos que pese a que coincido con ellos en diversos puntos, me resultan como lector muy inverosímiles ya que no aportan datos acerca de los estudios que mencionan.

    Esto deriva a que el lector empuje todas estas afirmaciones al saco de la “conspiranoia”.

    En este post solo quiero expresar mi decisión de reducir considerablemente la ingesta de lácteos en mi dieta y el/los motivos por los que lo hago, bien digo reducir y no eliminar, ya que los productos lácteos también creo tienen su hueco positivo en la dieta.

1 nutrientes necesarios para el desarrollo:

    De todos los papas y mamas es conocido que no se debe dar leche de vaca a niños menores de 18 meses, y las razones aportadas, creo, podríamos aplicarlas a mas etapas del desarrollo:

    La información nutricional de la leche de vaca corresponde a un ternero que debe pesar 500 Kg en seis meses y aporta todos los nutrientes necesarios para ello. Un niño llegara a pesar 7 u 8 kg, a simple vista, ya un balance desproporcionado.

    “De los ácidos grasos de la leche, el 62% son ácidos grasos saturados, 30% ácidos grasos monoinsaturados y 4% ácidos grasos poliinsaturados (el resto son lípidos diversos). Tiene un 2.5% a 6,4% de ácidos grasos trans, y unos 360 mg de colesterol por 100 gr.”



2 alteración de la omeostasia corporal, ¿que ingerimos realmente?

    Se suelen utilizar comúnmente hormonas sintéticas para las vacas lecheras con el fin de aumentar la producción de leche. Debido a que las vacas están produciendo cantidades de leche que la naturaleza jamás previó, el resultado obtenido es la mastitis, o inflamación de las glándulas mamarias. Su tratamiento requiere el uso de antibióticos, y se han encontrado restos de ellos y de hormonas en muestras de leche y otros lácteos. Los pesticidas y otros medicamentos también son contaminantes frecuentes de los lácteos

    “Una hormona para aumentar el rendimiento de las vacas, el BST, provoca un aumento del IGF-1 en las vacas. Llegando a nuestro organismo Los cánceres de próstata y de pecho serían particularmente afectados. Es en Suiza, donde se bebe más leche, donde la tasa de cáncer es la más elevada de Europa. {Yu H. "Role of the insulin-like growth factor family in cancer development and progression."J Natl Cancer Inst. 2000 Sep 20; 92(18): 1472-89.}”

    Abunda información sobre casos de intoxicación por clembuterol en este caso por ingesta de carne (hígado)


3 La caseína: fuente inagotable de.... ¿mocos?

    Proteína extraña a nuestro organismo, se generan anticuerpos para neutralizarla, y por tanto, una intensa producción de mocos y pus. De ahí que surgen numerosas enfermedades: infecciones respiratorias en los niños (otitis, catarros, mucosidades constantes, etc), artritis reumatoides en las personas mayores. Además, muchos niños son alérgicos a la proteína (caseína) y al azúcar (lactosa) de la leche. La nariz gotea, aparecen las erupciones en la piel, diarreas y dolores de vientre.


    “La caseina bloquea y precipita los polifenoles y flavonoides , que son antioxidantes. Los flavonoides, protegen los LDL (colesterol bueno) de la oxidación, minimizando así el estrés oxidativo de las proteínas {Dr. Willem, "Les intolérances alimentaires"}”



          Estudio clínico sobre la influencia del consumo de leche de vaca en la aparición de
          sintomas de rinitis alérgica ----->descarga en PDF  

          Estudio: Reacciones adversas a proteínas de leche de vaca:---->descarga en PDF



4 . Y la inevitable pregunta:

¿son seguros los mecanismos de control en estos productos?

    Toda la leche de vaca contiene sangre. Las inspecciones sólo tratan de mantenerla bajo ciertos límites, En USA se permite que la leche contenga entre 1 y 1.5 millones de glóbulos blancos por mililitro. Los glóbulos blancos son los componentes del pus. Parece que las vacas tienen infecciones a menudo debido a la hormona del crecimiento y a la enorme producción de leche.

    El año pasado, el litro promedio de leche contenía solamente 323 millones de células de pus, de acuerdo con datos publicados en la revista de la industria lechera Hoard's Dairyman. Su colaborador, Jim Dickrell, informó que el número de células de pus ha ido en aumento desde que los granjeros comenzaron a hacer uso de una hormona producida de manera genética -por la compañía Monsanto- para hacer crecer al ganado bovino. Antes de su aprobación (en Febrero de 1994), el conteo promedio de células de pus por litro estaba debajo de los 300 millones. En 1996 este conteo había alcanzado los 307 millones. En 1997, era de 313 millones y para 1998, el número llegó a 318 millones.

    Toda leche procesada se le somete a una homogeneización: Este proceso consiste en, una vez extraída la leche de la vaca, esta leche no es homogénea sino que queda una capa de grasa en la superficie cuando reposa. Grasa saturada muy poco saludable.

    Pues esta grasa en vez de retirarla, para que sepa mas entera la “remueven” con la leche tantísimo que esa grasa queda “disuelta” en moléculas de ínfimo tamaño y así no se forma la película de antes.
    Estas moléculas tan pequeñas caben por las vellosidades intestinales intactas, esto quiere decir que son absorbidas sin digerir de ninguna manera.

          La OCU publico un informe sobre la leche de mejor calidad en España (sorprendente ) puedes               descargarlo --->   Aquí en PDF



    La Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) anunció que adoptará medidas legales contra la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para defender el "buen nombre" que el sector lácteo "lleva años construyendo con su calidad, responsabilidad y buen hacer".



¿Tiene mayor beneficio tomar calcio de la leche?



    Tradicionalmente, o quizá debido al marketing consideramos la leche como una de nuestras principales fuentes de calcio, algo que no es cierto, sin embargo,  al ser un producto bebible nos resulta muy fácil de consumir.

    Al contrario que la leche humana, el calcio de la leche de vaca es mal absorbido debido a la falta de magnesio la falta de oseina también puede provocar una desmineralización.
“Los productos lácticos son ligeramente ácidos para el organismo, de forma que para contrarrestar esta acidez y mantener el equilibrio ácido-base de nuestra sangre, el cuerpo tiene que tomar alguna base alcalina y suministrarla a la sangre. Una de las fuentes de minerales básicos del cuerpo es el bicarbonato y citrato de calcio de los huesos. Debido a nuestra alimentación actual ya de por si ácida (la carne, los cereales, las bebidas azucaradas, casi todos los alimentos, excepto los vegetales y las verduras, son acidificantes), las reservas alcalinas del cuerpo están agotadas, y no hay más remedio que tomar el calcio de los huesos para contrarrestar esta acidez. No sólo es necesario tomar calcio para que éste se fije en los huesos, hace falta también una carga ligeramente básica, cuanto más ácida sea la carga del alimento que contiene el calcio menos es absorbido. {American Journal of Clinical Nutrition, 1995;61,4}, [Eating a high-protein diet is like pouring acid rain on your bones.'--Dr. John McDougall The McDougall Program for Women (2000)]”.

    “Se ha observado que hay una ausencia de deficiencia de calcio registrada entre las poblaciones de personas que viven con una dieta naturalmente libre de leche. Los esquimales tienen una ingesta excepcionalmente alta de proteínas estimada de hasta un 25% del total de sus calorías. También tienen una ingesta de calcio muy elevada de 2.500 mg por día, y su tasa de osteoporosis está entre las peores del mundo. Por contrario, el grupo de Bantus de Suráfrica tiene una dieta del 12% de proteínas, la mayoría son proteínas vegetales, y sólo una ingesta de 200 a 350 mg al día de calcio, aproximadamente la mitad de la ingesta de las mujeres actuales. Estas mujeres tienen prácticamente ninguna osteoporosis a pesar de tener seis o más niños y darles el pecho durante periodos prolongados! Cuando las mujeres africanas inmigran a los Estados Unidos entonces sí que desarrollan osteoporosis, pero no tanto como las mujeres caucásicas o asiáticas. Por tanto, hay una diferencia genética que es modificada por la dieta.”





Conclusiones:

    En definitiva, creo que hay suficientes indicios para ser cuando menos “cauto” y responsable con el consumo de leche de vaca, mi decisión de disminuir la ingestase basa en estos puntos anteriores, aunque tendría que añadir un punto mas “pragmático””, no podemos disociar la leche de un montón de alimentos que la incorporan en su proceso de elaboración, por tanto,  habría que buscar productos alternativos y esto ya representa un enorme esfuerzo tanto en la planificación de la dieta, como en el gasto económico en estos productos tan específicos.

Juan P García






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada